El sabio:

Desde Platón hasta Nietzsche no ha existido un filósofo con mayor conocimiento de la vida que el Gran Sabio. La magnitud de su sabiduría sólo es superada por su falta de paciencia.

Los discípulos:

La curiosidad en los niños es una tradición ancestral, al igual que sacar de quicio a sus mayores.

Más series de humor: