PD: Te odio imaginación mía, y lo que más odio de ti por encima de las paranoias que me provocas es que las mejores historias y los únicos momentos de creatividad me los des cuando estoy durmiendo, haciéndome levantar a las cuatro de la madrugada para escribir textos de este tipo. Lo dicho, TE ODIO.

 

Una mesa en un café. En un extremo está ella, rubia, con el pelo cayéndole por encima de los hombros; sus ojos, azules, miran desesperadamente la puerta, esperando... De pronto la puerta se abre y entra él, con un aspecto destrozado, como si le hubieran pegado una paliza, pero mental... su apariencia: joven, pelo moreno corto pero no con un peinado de pelo-pincho que está tan de moda últimamente; está mojado. Se acerca a la mesa de ella y se sienta. Se miran.

ÉL: Siento mi aspecto....y llegar tarde también, claro.... ¿hace mucho que...?

ELLA: No....afortunadamente. Ya me he acostumbrado a que me hagas esperar así que suelo llegar un par minutos después de la hora citada...no como tú, que llegas veinte minutos después....

ÉL: Ya he dicho que lo siento...no se volverá a repetir.

ELLA: ¡JA!

EL: Bueno....vengo a contarte una historia (dice con tono sombrío, como a punto de soltar algo realmente importante)

ELLA: Sí, que yo sepa hemos quedado por eso.

EL: Ok, empecemos con un prólogo...

PRÓLOGO: "¿Y de qué vas mirándome atrás?"

Éramos dos chicos, caminando por la calle, ocurrió no hace mucho, realmente, justo antes de venir aquí.

EL: Es una menor, ¡por dios!

CHICO: Bueno, yo no lo sabía, además tenía un cuerpo...aparentaba más.

EL: ¿Y? ¡Qué mas da cuantos años aparentase!

CHICO: Joe, si tu ves una chica de doce años con un cuerpo que aparenta dieciséis....

EL: ¿El cuerpo? ¿Sólo te importa el cuerpo?

CHICO: Sé sincero, tú no saldrías con una chica de dieciséis que no tuviese un buen cuerpo.

EL: Soy sincero, si me gusta SÍ que lo haría, no me importa su cuerpo.

CHICO: Ya...seguro

ELLA: ¿Qué pretendes decirme con eso?

EL: Que la mayoría de los hombres son unos cerdos y que sólo les importa el cuerpo.

ELLA: ¡No me digas! Todas las chicas sabemos eso desde pequeñas...¿o te crees que somos estúpidas? Los hombres sois todos iguales.

EL: Existimos excepciones.

ELLA: Oh, claro. Como en todo aún quedan personas decentes... pero son los que menos.

EL: Tienes uno ante ti.

ELLA: Sí, pero sigues teniendo algo de hombre...

EL: Ya....

ELLA: La INMODESTIA, macho-man.

EL: Hm...continuaré mi historia.

CAPÍTULO 1: "Quiero que me quedes tú"

La conocía desde hace tanto tiempo, tanto, que sabía exactamente como era, sus pensamientos, su físico...todo. Eran amigos desde pequeños y supo desde que la vio por primera vez....la amaría siempre.

ELLA: Asquerosamente típico.

EL: ¿Qué?

ELLA: Venga vamos, se enamoró a primera vista ¿no? ¿No te quejabas hace un momento de que a los hombres sólo les importaba el cuerpo?

EL: Oh, venga ya, con lo de "sé que desde que la vio por primera vez....la amaría siempre" me refería al momento en que se conocieron.

ELLA: Pero eso no es lo que has dicho.

EL: Es que pensaba saltarme todo lo de los seis años de amistad.

ELLA: ¿Por qué? ¿Acaso no te importa la amistad con una mujer?

EL: Niña.

ELLA: Lo que sea. ¿No es importante?

EL: Creía que lo había dejado bastante claro.

ELLA: ¿Qué sí o que no?

EL: ¿¿Quieres callarte y dejarme continuar??

Pues bien, eran muy amigos, la chica y el chico. Se contaban todo lo que les ocurría....

ELLA: ¿Cómo se llamaba?

EL: ¿Qué?

ELLA: ¿Que cómo se llamaba? ¿No le contaba de todo, no le dijo su nombre?

EL: Pero el nombre no importa, que más da que se llamase Juana, Lola, Elena....da igual.

ELLA: ¿Y bien?

EL: ¡Llámala X! ¡Maldita sea! ¿Por qué me interrumpes cada dos por tres?

ELLA: Para hacer amena la historia....es que es muy aburrida.

EL: ¡Pero si aún no he contado nada como quien dice!

ELLA: Diosssssss, esto va para la largo entonces...

Grrr....supieron desde siempre todo lo que les acontecía a ambos. Sus experiencias, sus notas, los sermones de sus padres, sus castigos....todo. Eran grandes amigos.

ELLA: ¿Y qué paso?

Que llegaron a la pubertad y cambiaron.

ELLA: (sarcásticamente) ¿Todavía se lo contaban todo?

EL: Mira tú que graciosa....

Cambiaron...y completamente. Ella se había ido de viaje cuando tenían la edad de 14 años, y cuando volvió ya no era la misma. Había...había...

ELLA: Se había desarrollado, dilo claramente. Ya era mujer.

EL:....

ELLA: ¿Qué? ¿Ya te has vuelto a cabrear porque he interrumpido tu estúpida historia?

EL: No, es lo de "ya era mujer".

ELLA: ¿Qué pasa con ello? A las chicas nos viene la regla, cuando nos aparece la primera menstruación nos convertimos en mujeres.

EL: Sí, ya, y entonces sois "más maduras" y "más adultas".

ELLA: ¿Tienes algo en contra de ello? ¿Acaso no es verdad?

EL: Respóndeme tú a esto...¿acaso no es verdad que a muchas chicas les importa más el cuando besar a un chico por primera vez que el cómo, el quién y el dónde?

ELLA: Eh....

EL: Os importa muchas veces más ser las primeras en las "nuevas experiencias" que la importancia real de dichas acciones.

ELLA: ¿Y qué quieres demostrar con ello? ¿A qué viene eso?

EL: Eso, amiga mía, es una demostración de inmadurez...y hablamos de "mujeres" de 14 años....¿no?

ELLA:...

EL: Gracias.

Cuando la vio como "mujer" se quedó asombrado, ésa era su amiga de toda la vida y casi no la conocía. Su cuerpo había cambiado, su rostro había madurado...ni siquiera hablando parecía la misma. Estaban en su rincón preferido, unas piedras en la playa donde la tranquilidad es absoluta. Se acercó y se sentó a su lado.

CHICA:...Hola...¿me ves cambiada?

Lógicamente no supo qué contestar. ¿Y si decía algo equivocado? ¿Se enfadaría? No sabía ni cómo actuar.

CHICA: He estado de viaje unas semanas y bueno....ya ves, he cambiado....

PROTA: Sí, ya veo....

CHICA: ¿Qué te parezco ahora que soy toda una mujer?

PROTA: Sigues....sigues siendo la misma, ¿no?

CHICA: Sí, pero cambiada....en cierta forma soy otra...antes era una tonta y simple niña.

PROTA: Para mí siempre serás la misma, mi mejor amiga.

CHICA: Pues es hora de cambiar de pensamientos. (y se besaron)

Y el beso fue tan....tan....¿cómo describirías tu primer beso de amor sin estropear la magnificencia del momento? ¿cómo describirías el amor por la persona que más quieres sin caer en tópicos? No puedes....no puedo.

CHICA: ¿Qué dices ahora?

PROTA:...¿wow?...

CHICA: ¿Qué? ¿Wow? ¿!Wow!? ¿Eso es todo? ¡¡¿¿WOW??!!

PROTA:...¿mola?

Ella se fue enfadada, horrorizada, destrozada....

ELLA: ¡No te joroba!

EL: Sé que no fue lo más apropiado....

ELLA: ¿Lo más apropiado? ¡Escúchate, por el amor de dios! ¿¿Te das cuenta de la gilipollez que diji...dijo tras su primer beso con la persona que amaba??

EL: Era joven, inexperto....

ELLA: Bah,....que sepas que empieza a caerme mal.

Y a su amor también...se olvidó completamente de él, lo apartó de su vida y empezó a rondar a chicos mayores....mucho mayores. Que según ella eran los únicos que la podían satisfacer. Se quedó sólo.

ELLA: Se lo merecía.

EL: Me está encantando contarte todo esto.... (sarcásticamente, ¿ah sí? ¿No me digas?)

Pues entonces él aprendió lo que era amar....y el dolor que provocaba hacerlo. Cada vez que ella se acercaba a algún otro chico se enfurecía y se deprimía a la vez, pero no se enfurecía con ella, no, consigo mismo por la estupidez que había armado semejante situación. La estupidez que había hecho que ella lo ignorase siempre, que los había separado... y siempre pensaba...siempre sabía...que lo único que él amaba era a ella, y que deseaba volver a sentir sus labios rozándose, volver a tener cerca su olor y regresar a las apasionantes conversaciones que tenían antes a la luz de la luna en la playa, en su lugar favorito. Entonces, sólo entonces supo que no amaría a nadie más.

CAPÍTULO 2: "Ellas, tan dulces y tan bellas, te hacen ver las estrellas cuando ellas mueven sus caderas"

Como ya he dicho ella había cambiado bastante, le encantaba bailar y moverse, divertirse en las discotecas del lugar buscando como desesperadamente en el sitio ideal para empezar a relacionarse. Algo en su "madurez" que realmente me fastidiaba, me horrorizaba, me angustiaba....era sus ganas de beber....sólo porque lo hacían los demás. Intentaba hacer siempre todo lo que sus amigas hacían sin importar las consecuencias.

ELLA: Realmente, era su vida, eso no te tenía que importar ¿Qué demonios pasa si bebe unas cervezas o dos?

EL: Lo que me preocupa no es el alcohol....son sus consecuencias.

ELLA: Creo que ya sabía cuidarse sola.

EL: ....(enfadado)

Sus vidas corrieron por caminos muy diferentes haciendo que ambos se distanciasen cada vez más. Pero la distancia no hacía más que torturarlo, sólo pensaba en ella, sólo la deseaba a ella, necesitaba hacerla feliz porque sabía que sólo así podía conocer la felicidad.

ELLA: ¡Que egoísta!

EL: Lo coges por el lado equivocado, él es feliz si hace feliz a alguien.

ELLA: Por lo tanto busca a cualquiera para hacerle feliz y así ser feliz sin importarle....

EL: ¡No! Sí que le importaba ella, a él le daba igual ser feliz o no, quería estar con ella y poder hacerla feliz, amarla, besarla, tocarla...y poder hacer que ella disfrutase tanto como él. ¡Eso no es egoísmo!

Los únicos días en los que podía estar alegre eran los días festivos en los que la veía, admiraba como bailaba, como se movía, casi lo hipnotizaba. Pero ella seguía ignorándolo, seguía sin hacerle caso...aunque lo miraba de vez en cuando y era en ese momento, en que sus miradas se cruzaban, cuando ambos eran realmente felices. Ambos se deseaban. Y lo sabían.

Entonces un día cambió todo, en medio de una fiesta cuando la música se había detenido unos minutos ella se acercó a él. Ese momento, esa decisión, marcó sus vidas.

CHICA: Hola....

PROTA: ....vaya....hola....

CHICA: Mira, no soporto estar separada de ti, todo lo que nos ha ocurrido de pequeños, lo que hemos pasado juntos, lo mucho que hemos compartido. No he podido olvidar todo eso, creo que nunca podré...

PROTA: Yo, mira....siento lo de aquel día...fue una estupidez pero es que...no sé, no me esperaba eso....

CHICA: Eso era lo que yo le veía de especial al momento, que no lo esperases. A veces tienes que enfrentarte a situaciones inesperadas y saber cómo reaccionar ante ellas...

PROTA: No sé si seré capaz nunca, la fastidié una vez y pod....(ella lo besó y fue tan apasionante o más que la primera vez).

CHICA: ....¿Qué dices ahora?

Lo pensó, lo reflexionó, lo dudó, lo mentalizó....menos de un segundo.

PROTA: Te quiero.

Y volvieron a besarse compartiendo una vez más todo lo que sentían, deseaban, ahogando por fin todo ese dolor que habían pasado ambos. Se desahogaban al fin de tanto tiempo separados, de tanto odio inútil y de esa distancia que antes hubo entre ellos. Aprovecharon el momento al máximo, se tomaron su tiempo, disfrutaron cada segundo aunque a ellos les pareciera corto. Separaron sus labios al fin y se miraron fijamente, entendieron que realmente habían cambiado y que su amistad ya no era lo que fue. Ahora se amaban. Mutuamente.

CAPÍTULO 3: "Mírame, tócame, ámame, bésame"

Los días venideros fueron bastante distintos, la pasión ardía en los dos y querían, necesitaban, estar juntos. Sentían una necesidad imperiosa de verse el uno al otro y no aguantaban estar separados más de lo necesario. En los pocos, pensaban, momentos que podían estar el uno con el otro se divertían al máximo: charlaban, paseaban y...caricias y besos varios.

CHICA: Tras tanto tiempo volvemos a nuestros ratos juntos.

PROTA: Casi había olvidado lo maravilloso que es estar a tu lado.

CHICA: Pero ya no es como cuando éramos pequeños.

PROTA: Bueno, ahora hablamos, paseamos, disfrutamos, todo igual a cuando éramos pequeños.

CHICA: Ya, pero esto no lo hacíamos (lo besa y lo acaricia).

PROTA: Demasiado jóvenes, demasiado inocentes...(la empuja y la tira al suelo, ríen, y se pone encima suyo, se revuelcan en la arena, se divierten).

Los días pasan y su relación se va consumando. Se aman y se desean cada vez más, el tiempo pasado separados está ahora cubierto por la niebla del olvido y sólo son capaces de recordar los momentos que pasan felices en la actualidad. Más días en la playa, en su rincón favorito, más días disfrutando de la compañía del otro.

PROTA:...

CHICA...

Se miran, se besan, se recorren el cuerpo con las manos, se sienten, se aman, se separan.

PROTA:...........................................................................................¿con cuántos chicos has estado?

CHICA: ¿Qué?

PROTA: ¿Con cuántos? ¿Con cuántos chicos has estado?

CHICA: Tú eres el primer chico que he besado.

PROTA: Ya, eso ya lo sé, pero nuestro primer beso fue ya hace un par de años y fue antes de nuestro enfado y consiguiente separación.

CHICA: ¿y?

PROTA: ¿Con cuántos chicos has estado desde entonces?

CHICA: ¿Por qué lo preguntas? ¿Acaso importa?

PROTA: Me siento....no sé.....raro al pensar que todo lo que hemos estado haciendo ya lo hayas experimentado con otro.

CHICA: Te quiero como nunca he querido a otro.

PROTA:....eso no responde a mi pregunta.

CHICA: ¿QUÉ DEMONIOS QUIERES SABER?

PROTA: ¿CON-CUÁNTOS-CHICOS-HAS-ESTADO?

CHICA: .....dos o tres....

PROTA: Y....¿es mejor o peor que conmigo?

CHICA: Oh, vamos....

PROTA: ¿es mejor o peor?

CHICA: Veamos....te gustan dos películas....¿es mejor una que la otra?

PROTA: Depende.

CHICA: Las dos te encantan, con las dos has disfrutado, ¿es mejor una o la otra?

PROTA: Supongo que no....

CHICA: ¡Exacto! ¡Deja de martirizarte pensando tonterías que realmente no tienen importancia! ¡Te quiero, por dios! ¡Te amo ahora! ¿No es eso lo que importa? ¡Aprovechemos el tiempo e intentemos que dure siempre!

PROTA:....sí, tienes razón....pero....(sonríe)....aún no has contestado a mi pregunta.

Ambos ríen y ella se abalanza sobre él simulando estar enfadada y ruedan por la arena.

CAPÍTULO 4: "Te abriré las puertas del alma de par en par"

Entran en casa de ella, se acuestan en su cama, se desnudan y hacen el amor disfrutando cada segundo, cada contacto, cada roce, cada sentimiento; es un total compendio de pasiones, de sentimientos de gozo, que intentar describirlos sería casi un insulto al propio acto. Tras el coito ella se sienta en la cama, desnuda, y queda pensativa mirando el vacío.

ELLA: Desnuda....

EL: ¡Acaban de hacer el amor...!

ELLA: Ya, pero, no sé, podía estar tapada con algo.

EL: ¡Oh, vamos! ¡No trago las escenas esas de las películas en que la pareja tras acostarse no son capaces de verse desnudos! ¡Acaban de practicar sexo lo que conlleva a estar desnudos, sus cuerpos descubiertos se han rozado! Por no entrar en detalles...

ELLA: De acuerdo, de acuerdo...

Ella piensa, no sé en qué, pero piensa.

ELLA: En por qué demonios se ha acost...

EL: Calla.

ELLA: ¿Por qué? Se amaban...se amaban....

EL: Calla.

ELLA: No es un posible un amor tan...

EL: ¡¡CÁLLATE!!

Él se dio la vuelta y miró su espalda, la acarició cuidadosamente, la besó detenidamente.

PROTA: ¿Qué te pasa?

CHICA: ¿Qué hemos hecho?

PROTA: ¿Eh? ¿Qué quieres decir? Que yo sepa nos hemos acostado.

CHICA: Sí...

PROTA: Lo dices como si hubiéramos hecho algo malo.

CHICA: Así es...

PROTA: ¿Qué?

CHICA: Hemos consumado nuestro amor...

PROTA: ¿Y....?

CHICA: ¡Tenemos dieciséis años, maldita sea! ¡Somos menores! ¡No llevamos ni medio año saliendo y ya hemos llegado a la culminación de nuestra relación!

PROTA: ¿La culminación? Lo dices como si todo hubiera terminado.

CHICA:....

PROTA: ¿No pue...?

CHICA: Así es.

PROTA: ¿POR QUÉ?

CHICA: ¿Qué nos queda por hacer?

PROTA: ¿Qué importa? ¡Nos queremos! ¡Tú misma dijiste que lo que importa es aprovechar el momento!

CHICA: ¡Y no lo hemos aprovechado! ¡Nos hemos saltado todos los malditos pasos que vienen antes de acostarse juntos! ¡Hemos ido directamente a la cama!

PROTA: Bueno, aún estamos a tiempo de hacer todo lo que no hemos hecho.

CHICA: No lo entiendes, ya no podemos. Eso ha pasado.

PROTA: Pues...¿qué va a pasar?

Se levanta, se empieza a vestir y le tira su ropa.

CHICA: Sólo amigos.

Él se queda alucinado, la mira a sus ojos y ve como ella intenta disimular que está llorando. Se viste y se va aunque está destrozado. Aunque están destrozados.

EPÍLOGO: "Vuelve, vuelve tarde pero vuelve"

EL: Y aquí acaba la historia, desde entonces volvieron a ser sólo amigos y en él aún flota la pregunta en su mente, aún piensa secretamente para sí mismo ¿Por qué?.

ELLA:...

EL: Dímelo, por favor, ¿por qué?

ELLA: Lo decidimos así, ¿recuerdas? Es mejor sólo amigos.

EL: No lo entiendo, pero si todavía nos queremos...tú y yo, dime que no me amas.

La chica rubia se levanta pero antes de que pueda irse él la coge de la mano.

EL: Dime que no me amas.

ELLA:....no....no te....

Ella empieza a llorar, él se levanta y se abrazan, ella le empieza a pegar y habla entre sollozos.

ELLA: Maldita sea, ¿por qué me haces esto? ¿por qué? ¡Decidimos ser sólo amigos!

EL: Pero aún nos queremos....¿verdad?

ELLA: ¡Claro que sí! ¡Nunca he....podido olvidarte! ¡Cada vez que te veo aún siento las mariposas en mi estómago!

EL: Entonces...démosle a las mariposas una razón para revolotear.

Se besan como lo habían hecho antaño, tan apasionadamente...

EL: Entonces....volvamos a estar juntos....todavía no entiendo qué es lo que paso....

Ella recapacita, deja de llorar y se separa de él.

ELLA: ....pero ya no te amo.

Se va, él se sienta en la silla donde había estado todo el tiempo mientras contó la historia, mira la mesa y ve el café que ella se había tomado, tenía aún la marca del pintalabios que ella llevaba puesto, sintió en su chaqueta su aroma y saboreó en sus labios el calor que ella había dejado. Entonces se sumió en la oscuridad.

FIN

"No soy capaz

de poder olvidarme de ti, jamás,

sin ti no soy feliz,

te necesito desde aquí al fin.

Quiero estar a tu lado,

Contigo poder hablar

Y, si llegado el caso,

Poder tus labios besar.

Y es que no soy capaz,

No lo puedo evitar,

Sin ti yo no soy feliz,

Quiero estar por siempre junto a ti.

No soy capaz

De poder olvidarme de ti, jamás,

Sin ti no soy feliz,

Te lo recito, te lo suplico,

Te lo explico:

¡Estoy enamorado de ti!"

 

José "ZERAV" Malvárez Carleos a 28 de Agosto de 2002.